5 Sitios donde comer en Reikjavik

Posted By on diciembre 10, 2015

Si vas a Reykjavik, te enamorarás de los paisajes del ártico, de las auroras boreales, de géiseres impresionantes y de los mitos y leyendas que de forma tan profusa pueblan la idiosincrasia islandesa. Después de tanta aventura, es importante recargar las baterías, y qué mejor manera de hacerlo que comiendo como un auténtico vikingo. Aquí te explicamos dónde podrás disfrutar la rica y exótica gastronomía islandesa, así como algunas alternativas menos tradicionales pero igualmente excepcionales. Prepárate para un viaje que llevará a tu paladar un poco más cerca del Valhalla.

  1. Islenski Barinn (The Icelandic Bar)

Si vas buscando una auténtica taberna vikinga, donde la cerveza y las carcajadas se sirvan a partes iguales y donde poder degustar productos autóctonos a buen precio, el Icelandic Bar es tu sitio.

Situado en pleno centro de Reykjavik (lo cual lo dota de una enorme versatilidad a la hora de planear el día con parada intermedia en este bar), éste acogedor local recibe a sus visitantes como a amigos de toda la vida, con una cálida sonrisa y una atención excelente.

Enseguida uno se ve envuelto en el ambiente de la taberna, y no se imagina la calidad de la comida que va a saborear. La carta tiene de todo, desde hamburguesas para los menos atrevidos o los más peques, hasta carne de ballena y de cordero islandés, ambos exquisitos en nuestra opinión. Nosotros nos decantamos por esas últimas opciones, ya que fuimos a Islandia decididos a experimentar al máximo su exotismo, ¡y salimos encantadísimos!

Cuando llega la factura uno se queda con la sensación de haber comido, tanto en cantidad como en calidad, a muy bien a buen precio. Si volviésemos a Reykjavik, ésta sería una parada a repetir sin ninguna duda.

  1. Lebowski Bar.

A media altura en Laugarvegur, la calle peatonal con más vida de Reykjavik, se encuentra este mítico bar.

Decorado como un típico bar americano, adornado por cientos de neones parpadeantes, placas de matrícula y carteles de películas de Hollywood, el bar cuyo nombre hace referencia a la película de 1998 “El Gran Lebowski” fue nuestra primera parada nada más llegar a Reykjavik.

Llegábamos cansados del vuelo y con ganas de tomar una cerveza tranquilos, y la verdad es que no decepcionó. La atmósfera de éste local a media tarde es muy tranquila, y nada más sentarnos, dos chicos jóvenes que ocupaban la mesa de al lado nos dieron conversación, intercambiamos historias y nos dejamos recomendar la mejor cerveza local.

La comodidad del local invitó a quedarse un ratito más, y, una vez más guiados por los locales, pedimos dos hamburguesas que aplacaron sobradamente nuestro apetito.

La velada en el Lebowski continúa ocasionalmente (como así fue en nuestro caso) con un concurso de preguntas sobre cine, en el que el ganador es premiado con cerveza y más cerveza. Después de la cena el bar se llena de gente dispuesta a empezar una gran noche de juerga en la ciudad.

En definitiva, una opción divertida y barata donde acercarte a los islandeses y echar unas risas.

  1. Kaffibrennslan y Café Loki

Aquí tenemos que meter dos en uno, ¡no nos podemos decidir!

Si lo que vas buscando es un café tranquilo y un sándwich o un buen postre y una ventana desde la que ver la vida (y el frío) pasar mientras planeas la excursión del día siguiente, te ofrecemos nuestras dos opciones favoritas.

Por un lado, Kaffibrennslan, justo enfrente del Lebowski bar, ofrece una localización más céntrica. Por otro lado, el Café Loki, situado frente a la singular Catedral de Reykjavik.

Ambas cafeterías son buenas ideas para una pequeña parada a cargar las pilas. ¡Y en ambas tienen WiFi gratis para ir dando envidia a los amigos!

  1. Laundromat Café.

Siguiendo por Laugarvegur en dirección al puerto, y una vez pasado el edificio que hace las veces de oficina de la primera ministra islandesa, llegamos al centro neurálgico de la noche islandesa, y a mano derecha encontramos el Laundromat café.

Con una lavandería en el sótano, los islandeses pueden aprovechar para hacer la colada mientras toman un café en la planta baja. No es un establecimiento donde comer un buen menú, sino donde tomar un delicioso café (que será rellenado de forma gratuita hasta el infinito) o unas copas  durante vuestras aventuras nocturnas por el centro de la ciudad.

  1. Fiskfélagið (The Fish Company)

Por último (y por algo dicen que lo bueno se hace esperar), os traemos la joya de los restaurantes islandesis, el Fiskfélagið, o The Fish Company.

Situado muy cerca del puerto, este restaurante ofrece una atmósfera íntima y relajada que invita a la conversación. El servicio es EXCELENTE (si, con mayúsculas), con una atención al detalle fuera de lo normal, y un trato por parte del personal exquisito.

Cada plato es servido con su correspondiente descripción y explicación (en islandés o en inglés) de la procedencia de los ingredientes y las recetas.

Muy recomendable es dejarse sorprender por el menú degustación “Around Iceland”, compuesto por dos entrantes, un plato principal y un postre.

Éste restaurante supuso nuestra “cena de lujo” en reykjavik, y la verdad es que salimos muy contentos saciados en cuanto a cantidad y con la sensación de haber probado lo mejor de la exótica gastronomía del país.

Si puedes permitirte una cena de unos 50 Euros por cabeza para arriba, y te gusta sentirte tratado como un rey, ésta es tu opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *