Comiendo rico en Bath – Los mejores sitios

Posted By on abril 3, 2016

Si te decides a visitar Bath, encontrarás una ciudad llena de encanto, de historia y de cultura. Con el cerebro y el alma llenos de esencia romana, llega el momento de llenar también el cuerpo. En este artículo os contamos los sitios que nosotros elegimos (premeditadamente algunos, por casualidad otros) para reponer fuerzas. Sigue leyendo para conocer los mejores sitios donde comer en Bath!

Si estás leyendo estas líneas, seguramente no sea nada nuevo para ti la idea de que en Inglaterra se come muy mal. Si bien en general nosotros creemos que la gente en el día a día come fatal (comidas preparadas, sandwiches prefabricados, etc…), también es verdad que en cuanto a restaurantes Inglaterra cuenta con una amplísima oferta, desde cocina tradicional inglesa hasta multitud de restaurantes especializados en cocina de otros países, pasando por los típicos Wetherspoon, que pueblan cada rincón de este país. Nosotros siempre optamos por comer rico en nuestros viajes, y a continuación te contamos sobre tres sitios que no puedes perderte si quieres disfrutar de la buena mesa en Bath.

1. Hall & Woodhouse Bath

Sin duda el sitio que no te puedes perder si tu presupuesto te permite una buena comida. Con una no demasiado amplia pero especializada carta, Hall & Woodhouse destaca por su cocina elaborada, con exquisita atención al detalle desde la selección de los ingredientes y la elaboración de los platos hasta la presentación y el servicio al comensal. Los camareros, atentos y serviciales, aunque sin resultar pesados, estuvieron encantados de hacernos sus recomendaciones personales. Si te gusta el turismo gastronómico, es siempre una buena opción dejarte orientar por los especialistas.

Un pastel de calabaza relleno de verduras y una lubina al horno conformaron nuestros platos principales. En Hall & Woodhouse, sin duda calidad y cantidad no están reñidas, y las generosas raciones de los platos principales nos saciaron por completo.

Una vez más, el restaurante que no puedes perderte si quieres comer como un auténtico Lord o una auténtica Lady.

2. Kingsmead Kitchen (o Jazz Bar)

Una opción muy popular, y de merecidísima reputación, especialmente para el desayuno y el brunch, aunque sirven comida hasta media tarde. Kingsmead Kitchen tiene una oferta muy variada que va desde el típico full english breakfast (con opción de hacerlo doble, para los comilones) hasta las especialidades del día, que pueden ir desde una elaborada pasta con albóndigas caseras hasta unos deliciosos (y sustanciosos) bocadillos de carne de venado con verduras en pan de chapata.

20160306_131408 20160306_131402

Desde Proyecto Nómada os recomendamos que si no os queréis perder este sitio, hagáis una reserva con antelación, o bien vayáis para el desayuno antes de las 11 de la mañana, ya que la popularidad del sitio, junto con el reducido número de mesas disponibles, harán que tengáis que esperar si no lo hacéis así.

Es innegablemente otro de los establecimientos que recomendamos no perderse en Bath.

3. The Bridge Coffee Shop

Después de toda la mañana andando por el encantador centro histórico de Bath, no os podéis perder el famoso Pulteney Bridge, similar al Ponte Vecchio de Venecia, donde las tiendas pueblan ambos costados. Y qué mejor manera de disfrutarlo que sentarse calentito junto a una de esas ventanas sobre el río y disfrutar de un reconfortante chocolate caliente o un aromático café y un delicioso muffin o un pedazo de bizcocho casero.

20160306_154722

Pues esto, queridos amigos, es lo que The Bridge Coffee Shop tiene que lo hace tan especial. Una vez más, un sitio pequeño y de propietarios locales, con todo el encanto y la atención al detalle de los que saben hacer bien las cosas, es el lugar ideal para una pequeña parada técnica en la que a su vez puedes disfrutar de las maravillosas vistas sobre el río Avon. La típica cafetería donde nos pasaríamos las horas leyendo junto a la ventana mientras llueve afuera.

4. The Bath Bun

Aunque siempre nos gusta mencionar los establecimientos que más nos han gustado, en esta ocasión no podemos evitar mencionar uno que nos desencantó, sirva al menos como alerta a navegantes. Situado en pleno centro histórico, muy cerca de los baños romanos, se encuentra The Bath Bun. Inicialmente llama mucho la atención por ser un establecimiento pequeñito y pintoresco, con un aire victoriano, camareras uniformadas de criadas, y papel de pared con florecitas. El establecimiento es muy acogedor, y hace gala, a bombo y platillo, de servir los auténticos Bath Buns.

20160305_163703

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Con un servicio lento y nada entusiasta ni enfocado (en nuestra opinión) a la satisfacción del cliente, el establecimiento, posiblemente debido a su localización está habitualmente abarrotado y puede llevar demasiado tiempo tomar simplemente un café. A eso añadimos que cierra a las 5 de la tarde, por lo que si estás pensando en una merienda, ni te acerques a este sitio, ya que te sentarán con la esperanza de que consumas, para luego decirte que enseguida cierran.

Así que ya sabéis, viajeros. Hasta aquí nuestra pequeña guía de dónde comer, desayunar, cenar o simplemente recargar fuerzas durante unos minutos en Bath, y también de dónde no hacerlo. Esperamos que os sirva si os decidís a visitar esta fantástica ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *