Curiosa información para ser el mejor anfitrión

Posted By on mayo 31, 2016

Las guías de viaje siempre están genial pero… dónde pone quién empezó a utilizar las albarcas? dónde dice que la mayonesa (la mayonesa ojo!!) es originaria de Mahón? y la típica bebida alcoholica??

Si te has decidido a ir a Menorca de viaje ya sea con amigos, novio, novia, familia o tú contigo mism@… pensamos que esta información puede resultar fascinante y entretenida durante tu recorrido por la isla. Definitivamente serás el mejor anfitrión de viaje si durante las visitas cuentas algunas de las siguientes historietas.

Jaleo y pomada

Mmm… suena raro verdad? Creedme, tiene sentido.

Las fiestas patronales de Menorca son una tradición que se lleva celebrando desde el siglo XIV y su principal protagonista es el caballo, clara herencia de su pasado moro.

Los jinetes, caixers, vestidos de blanco y negro, van sobre sus caballos engalanados con atractivos ropajes por las calles del pueblo preparados para el “Jaleo”, nombre por el que se reconoce la fiesta. En el jaleo los caixers entran en la plaza del pueblo y pasan entre la multitud demostrando sus dotes y haciendo saltar a los caballos al ritmo de las  canciones como símbolo de poderío y nobleza. El el momento en que el caballo se levanta sobre sus dos patas, la gente se agolpa bajo ellos para sostenerlo (con jinete incluido) y mantenerlo el máximo tiempo posible en esta posición.

4

Las fotos lo explican por sí mismas. Simplemente espectacular y muy curiosa esta celebración. Si no os la queréis perder se celebra el 24 de Junio en Ciudadela.

Ah si! La pomada. Si pasáis por Menorca en fiestas (y sin fiestas), la bebida típica es una mezcla de Gin Xoriguer (gin producido en Mahón) con limonada, conocida por el nombre de Pomada. La proporción generalmente aceptada como la más idónea  consiste en una tercera parte de Xoriguer y dos de limonada… pero oye,aquí cada uno que se sirva…

Abarcas Menorquinas

Las abarcas tienen sus orígenes en el mundo rural.  En un terreno escarpado y pedregoso los campesinos necesitaban un calzado fuerte, pero flexible a la vez que sencillo que les permitiera trabajar la tierra. Aunque la fecha exacta es desconocida, hay indicios que los cartagineses en el año 200 A.C. ya llevaban un calzado de piel parecido a las abarcas.

En un principio toda la materia de las abarcas era piel de animal. Eso cambió a principios del siglo XX con la aparición del neumático de caucho. Este material, una vez gastado e inservible para los vehículos, era reciclado como suela para fabricar las abarcas ya que proporcionaba resistencia e impermeabilidad ante la humedad de los campos.

Abarcas.net-6-mujer

En aquel momento “la abarca rústica” ya tenía los elementos que la definirán hasta la actualidad: piel natural, plantilla de seraje y suela de neumático, todo cosido con un hilo encerado grueso. Antiguamente la albarca era fabricada de forma autosuficiente para uso propio y constituía una tarea obligada del campesino al inicio de cada temporada estival. Actualmente este calzado se exporta a países de todo el mundo.

Mahonesa de Mahón

Como fan declarada de la mahonesa, (o mayonesa) me gustó mucho descubrir que fue un invento español, concretamente de Mahón.

El origen de esta salsa, hoy en dia mundialmente conocida, se remonta a la invasión francesa de la isla en el año 1756. Se cuenta que el mariscal Richelieu mandó preparar un banquete en honor al general Rochambeau para celebrar la victoria y el cocinero incluyó una nueva salsa con aceite de oliva y huevos, la mahonesa.

Otra versión cuenta que fue el mismo Richelieu quien propició la creación de la mahonesa al exigirle al cocinero que le preparara una comida de inmediato. Éste improvisó con lo único que tenía a mano, que eran huevos y aceite.

mahon

El historiador Lorenzo Lafuente menciona el siguiente diálogo:

El duque de Richelieu, preocupado con el plan de ataque general, vagaba cierta noche por las calles de Mahón, sin acordarse de tomar alimento, y apremiándole el hambre, entróse muy tarde en una fonda para pedir de comer. Al decirle el fondista que ya no quedaba nada, le rogó lo mirara bien, y registrando aquél la cocina, halló unas piltrafas de carne, de ingrato aspecto, diciéndole:
— Señor, es lo único que hay, y no es decente para vuestra Excelencia
— Arréglalo como puedas, que en tiempo de hambre no hay pan duro.
Hízolo así el fondista, y se lo presentó con una salsa que fue tan grata al duque, que hubo de preguntar qué salsa era aquella tan sabrosa.
— Señor, es simplemente una salsa de huevo.
— Pues dígame cómo se hace que lo voy a apuntar.
Así lo hizo, y le dijo al fondista que en lo sucesivo se llamaría salsa a la mahonesa. Con ese nombre la dio a conocer cuando regresó a Francia

Barreres 

Con un estilo muy característico, las encontramos entre dos margenes de piedra, a la entrada a la huerta y hasta en los chalets mas lujosos. Las “barreres” menorquinas son parte del patrimonio cultural de la isla, hechas con madera de olivo trabajada artesanalmente han llegado hasta nuestros días gracias a algunos carpinteros que han conservado el oficio.

barreres

El proceso de creación comienza seleccionando la madera en el bosque y escogiendo los palos que podrán utilizarse para la fabricación. La madera se deja secar durante un año y después de este proceso  el carpintero con su habilidad transformará un montón de leña en una puerta de madera singular y práctica. El herrero remata la faena añadiendo bisagras y pestillos tradicionales.

 

 

Camí de Cavalls

Estoy segura al 100% de que si habéis visitado Menorca os sonará eso de “Camí de Cavalls”, y es que la isla está rodeada de ellos!, nunca mejor dicho.

Se trata de un famoso camino de 185Km que circunvala toda la isla siguiendo la línea de costa. Aunque no se puede atribuir una fecha exacta a su trazado, hay constancia de que fue utilizado con finalidad defensiva por patrullas a caballo durante el siglo XVIII y su uso y disfrute era totalmente libre para cualquiera.

2

A pesar de su significativo deterioro durante el s.XX, se recuperó de nuevo en el año 2000 y hoy en día es un paseo muy agradable con impresionantes vistas. Cada una de sus 20 etapas se puede recorrer a pie en un día.

faro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *