El Solsticio a la vuelta de la esquina

Posted By on junio 18, 2016

Por si todavía no os habéis dado cuenta… el verano ya está aquí!

Los días soleados, las cañas en la terraza, las camisetas de tirantes, la piel morenita… nos encantan los veranos! Y todavía más después de los largos inviernos de Inglaterra…uff!!

En unos días tendrá lugar el esperado solsticio de verano, concretamente el día 20 de Junio, y es una de esas ocasiones que merecen celebración ya que, entre otras cosas, es el día más largo del año y está cargado de simbolismo!

La importancia del solsticio

La observación de estos acontecimientos es tan antigua como la humanidad. En aquellos tiempos los primitivos comprobaron que a partir de un día determinado, -en el solsticio-, el sol perdía su fuerza, la disminución de la luz era evidente y éstos, desconociendo la razón, pensaban que al final el astro rey no volvería a salir, lo que les hacía temer por su supervivencia. Es en ése instante cuando comienzan los rituales de adoración al sol.

El encendido de hogueras tenía como finalidad “dar más fuerza al sol” y renovar su energía, que a partir de esos días iba haciéndose más “débil”. Además protegería  a los habitantes de los espíritus malignos que aparecerían al poderse el sol.

externo-4cde5a05c8e752c2143bc16a321c569b

Antiguamente se creía que las plantas que florecían o germinaban en dicho solsticio tenían más poderes curativos y sanadores de lo habitual, razón por la cual solían recolectarlas en dicha noche. Las  “brujas” utilizaron ese día para remarcar una fecha que supuestamente tenía una gran carga mágica.

La presencia del agua es otro de los grandes símbolos de las celebraciones de San Juan. Es una oportunidad para comulgar por un corto tiempo con el mar y recibir de él toda su fuerza.

El solsticio es el momento ideal para pedir por la fecundidad de la tierra y de los mismos hombres. Hoy en día, en muchos lugares se unen las celebraciones del solsticio con las de la noche San Juan del 23 de junio.

Fiestas y celebraciones alrededor del mundo

Éste fenómeno cósmico se sigue celebrando porque el Sol es para todos una fiesta, un principio de vida,  la continuidad de la existencia y la primera divinidad con la que la humanidad se identificó. Éste día está cargado de poder y magia. ¿Queréis saber cómo se celebra en distintas partes del mundo?

En Europa se han realizado diversas celebraciones y rituales con hogueras desde tiempos prerromanos. Las famosas hogueras de la Festividad de San Juan tienen lugar en España y en otros países del hemisferio norte. Durante esta noche, la gente se reúne alrededor del fuego a bailar o saltar por encima de la hoguera. Es un día de fiesta y verbena en las calles de muchas localidades.

 

En la cultura celta los druidas celebraban el ritual de Alban Heruin, que consistía encender hogueras buscando la bendición para las tierras y sus frutos, así como buenos augurios para los enamorados y fertilidad para las mujeres. La magia de los druidas invocando a los Elementales, es decir a los espíritus de los elementos de la naturaleza, las Salamandras del Fuego, las Ondinas del Agua, las Sílfides y Elfos del Aire y los gnomos de la Tierra, son parte de una tradición que nos ha dejado numerosas leyendas y mucho folclore musical.

 

Debido a que la mayor parte de Sudamérica se encuentra al sur de la línea ecuatorial, los pueblos originarios celebran el comienzo de su nuevo año en torno al 21 de junio (solsticio de invierno).

Los pueblos andinos celebran el Inti Raymi  (fiesta del sol). Es una ceremonia en honor de Inti (el dios sol), que se realizaba cada solsticio de invierno (24 de junio, en el hemisferio sur).Fecha a partir de la cual los días empiezas a alargar y significa el triunfo del sol sobre las tinieblas.

Hoy en día esta tradición es considerada una ceremonia de interés turístico en la que intervienen miles de personas que envuelve coloridos atuendos, ociosas comilonas y culmina con una procesión a la antigua muralla. Es un espectáculo para ver en la explanada de Sacsahuamán, muy cerca de Cuzco, las llamaradas de las fogatas que invocan al astro rey antes de la salida del sol.

fiesta-inti-raymi-cusco-2

En Méjico, los guerreros aztecas dedican muchos rituales al culto solar para que la “renovación de los fuegos”, ayude a la tierra y al ser humano a respetar los ciclos y a obtener buenas y abundantes cosechas, así como salud.

En Chile los conquistadores reemplazaron las fiestas solsticiales tradicionales por una celebración con tintes demoniacos para dejar en claro la posición respecto a las religiones indígenas. Ésa noche, la presencia demoníaca es más patente que en cualquier otra fecha del año, y es la oportunidad para la realización de ciertos actos de brujería.

Una tradición muy curiosa es la de colocar patatas bajo la cama en la Noche de San Juan para ser utilizadas como un oráculo de Año Nuevo. También se relaciona a esta festividad con numerosos eventos relacionados con el árbol de la higuera, que van desde el aprendizaje instantáneo de la interpretación de un instrumento musical (mediada por el demonio evidentemente) bajo este árbol, como la aparición de su supuesta flor.

En la Selva peruana la noche del 23, hombres y mujeres acuden a los ríos a purificarse, pues se cree que en tal fecha San Juan bendice los cursos de agua y quien se bañe en ellos tendrá felicidad y salud durante todo el año.

 

En la tradición hindú el solsticio estival es la vía de los ancestros, la pitri-yana, igual que para los griegos, una puerta que conduce al interior. Los Indras adoran el fuego primordial y aseguran que algunos chamanes durante el ritual del fuego pueden leer el futuro en las llamas. Las cenizas de las hogueras durante el solsticio se conservan todo un año.

Entre los beréberes de África del norte de Marruecos y de Argelia, se celebra la fiesta del Ansara el 24 de junio. Encienden hogueras en las plazas de los pueblos, en lugares que consideran que necesitan una purificación y arrojan al fuego hierbas medicinales. Después ahúman sus principales utensilios, herramientas y objetos personales. Consideran que el humo de las hogueras protege los campos cultivados y elimina las malas energías. Seguidamente saltan siete veces por encima de las brasas, purifican también el interior de las casas y los enfermos con ramas encendidas para ahuyentar los malos espíritus e inmunizarse el cuerpo. Esta tradición procede de la cultura pre-islámica porque se basa en el calendario solar.

El solsticio de verano en Stonehenge

stonehenge03ng

Stonehenge, el famoso monumento megalítico que se encuentra en el centro de la llanura de Salisbury, a 130 kilómetros de Londres, incluye una construcción formada por un círculo de 30 monolitos que contienen cinco trilithons dispuestas en forma de herradura, construido entre 3000 y 1600 antes de Cristo, tal vez como un templo sagrado, tal vez como un observatorio astronómico¸ no se sabe con certeza.

De acuerdo con el astrónomo y científico Sir Norman Lockyer los arcos que forman los diversos círculos concéntricos se dirigen hacia el Sol y las constelaciones con el fin de estudiar el movimiento de las estrellas sobre la base de las sombras proyectadas por las piedras y ciertos alineamientos entre el Sol y los arcos que se producen a los pocos días del año.

Para Gerald Hawkins, astrónomo estadounidense, sin embargo, Stonehenge no es más que una piedra gigante que permite realizar cálculos complejos en la salida y puesta del Sol, los movimientos de la Luna y los eclipses. Pero todo esto es realmente un misterio.

solsticio21

Lo cierto es que aquí los paganos celebraban el solsticio de verano durante miles de años y actualmente se mantiene. Si tenéis la oportunidad de acercaros a Salisbury, merece la pena. Es el único día en que se permite acercarse a las piedras, tocarlas, rodearlas y bailarle si se quiere. El resto del año se pueden visitar pero sólo se pueden ver desde lejos, así que aprovechad la oportunidad.

Tuve la suerte de poder ir el año pasado y fue una experiencia fantástica. Hay muy buen rollo, la gente se sienta en grupillos, bebe, come, canta… Así se pasa la noche esperando al amanecer, cuando toda la gente se agolpa entre las gigantes piedras prehistóricas para ver los primeros rayos. Toda la muchedumbre en silencio, atenta, hasta que el sol aparece entre los arcos, la temprana luz enmarcada por la sólida piedra… es genial!

En ésta web podéis encontrar más información sobre el festival: www.fest300.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *